Protocolo de limpieza facial

Protocolo de limpieza facial

 Protocolo de limpieza facial – Pasos a seguir en casa 

Debido a la situación que estamos viviendo (COVID – 19) hoy hablaremos sobre los pasos a seguir para realizar una limpieza facial casera.

Comenzamos limpiando el cutis facial

El primer paso es lavarse bien la cara con agua y jabón. Utiliza un jabón neutro, un gel facial o un producto desmaquillante. Es conveniente usar agua fría ya que estimula la circulación sanguínea. 

Abrimos los poros

Para poder limpiar bien los poros, antes debes abrirlos. Y para ello, hay distintas técnicas. Por ejemplo, aplicándote un masaje con la yema de los dedos sobre el área del mentón, entrecejo, labio superior y cuello ya que así relajamos los músculos. Este preámbulo permitirá que los poros se abran con mayor facilidad. 

Otras mujeres prefieren hacerlo con vapor. Para ello, solo hay que colocar durante 10 minutos, el rostro frente a una cazuela con agua caliente de manera que el vapor te ayude a abrir los poros. Para concentrar el vapor, puedes cubrir tu cabeza con una toalla.

Exfoliar el cutis

Aplícate un exfoliante de cosmética natural y extiéndelo por toda la cara mediante un masaje suave. Hay quien usa las manos, pero te recomendamos que utilices un cepillo diseñado para la cara. Este tipo de productos tienen pequeños granos que consiguen arrastrar la suciedad de la piel. 

Extraemos los puntos negros

Con las manos recién lavadas con agua y jabón, empieza a extraer los puntos negros apretando con la yema de los dedos previamente envuelta en gasas. Nunca con las uñas, porque acabarás haciéndote marcas en la piel. 

Aplicamos la loción o mascarilla

Tras todo el proceso de extracción de los puntos negros, es posible que tengas la piel un tanto enrojecida. Para calmarla, aplícate una loción, tónico o mascarilla

Nosotros en nuestra tienda online tenemos disponibles loción y mascarilla de vitamina C.

 Cada producto funciona de una manera diferente, pero por lo general, se suelen aplicar con las yemas de los dedos o con un algodón limpio. Aprovecha para masajear el rostro con movimientos circulares, lo que hará que tu cutis se oxigene y los poros se vayan cerrando. 

Hidratamos

Es posible que notes que el cosmético del paso anterior no ha sido suficiente para hidratar correctamente tu piel. Si la notas tirante o reseca, extiende un poco de la crema hidratante que sueles usar diariamente.

dejamos descansar el cutis

Espera hasta el día siguiente para aplicarte tu maquillaje. Tus poros aún están abiertos, por lo que podrían infectarse. Además, es conveniente dejar que tu piel se regenere y descanse de los productos faciales. 

Sigue los pasos recomendados y  tendrás un cutis limpio de impurezas y luminoso!

Continúa atent@ a nuestro blog para conocer más consejos y novedades sobre belleza !